Nutrición en Lactancia con Omega 3

La OMS y Unicef señalan que la Lactancia:

«Es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños».

Recomiendan como imprescindible la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses del recién nacido. También recomiendan seguir amamantando a partir de los seis meses, al mismo tiempo que se va ofreciendo al bebé otros alimentos complementarios, hasta un mínimo de dos años.
La Academia Americana de Pediatría recomienda mantener la lactancia al menos durante el primer año.

La leche materna proporciona todos los nutrientes que necesita el bebé durante la primera etapa de su vida y, sobre todo, le provee de: minerales, vitaminas y ácidos grasos que requiere para su desarrollo.

Para que los niveles de estos micronutrientes sean adecuados, la dieta de la madre durante la lactancia debe ser sana y equilibrada.

Sin embargo, en la actualidad, esta dieta NO se cumple, por lo cual, las madres suelen necesitar aportes extras.

La investigación demuestra que la suplementación de Omega 3 es crítica durante el embarazo y la lactancia, debido a que es pilar clave para la Salud de la Madre y el Desarrollo del Sistema Nervicos Central del Feto y Recién Nacido.

¿La madre tiene suficientes Omega 3 (DHA/EPA) para ella y para pasar al bebé?
No! La alimentación Occidental no alcanza.
¿Porqué? Se come poco pescado, la relación Omega 6/Omega 3 superior a la recomendada (15/1 a 30/1)

Como vivimos una vida moderna, ocupada, a menudo nos queda poco tiempo para preparar comidas saludables; por eso es que muchas veces el médico te recomienda un suplemento nutricional.

Suscribite a nuestro boletín de Novedades