Deseo Sexual Hipoactivo

Bienestar y Salud Sexual Femenina

La mujer, durante su vida sexual, puede presentar diversos tipos de disfunciones sexuales; el 43% de las mujeres declaran tener al menos un síntoma*. La mayoría de ellas puede ser tratada por profesionales especializados.

Las disfunciones sexuales* más comunes son:

  • Falta de deseo sexual
  • Anorgasmia – Incapacidad de alcanzar el orgasmo femenino
  • Dispareunia – Dolor en la Relación Sexual
  • Vaginismo – Incapacidad para tener penetración vaginal

Si bien estos trastornos suelen superponerse, la disminución del deseo sexual es el trastorno más frecuente entre las mujeres de todas las edades.

Cuando se asocia la disminución del deseo sexual con angustia, se denomina Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo (TDSH), estimándose que afecta aproximadamente a un 10% de las mujeres. A pesar de su frecuencia y de que se asocia a efectos negativos para su calidad de vida, las mujeres son amenudo reacias a consultar por este problema.

Ante la falta de Deseo Sexual Femenino la recomendación es consultar con tu médico (idealmente a un profesional especializado en sexualidad) que puede guiarte sobre los pasos a seguir.

El profesional suele realizarte un cuestionario para poder diagnosticar tu estado. En base al mismo podrá derivarte a una terapia de apoyo psicológica, indicarte un suplemento para mejorar tu estado general o un conjunto de recomendaciones que te ayudarán a sobrepasar este momento.

Existen suplementos naturales que pueden colaborar en esta etapa de recuperación, con el objetivo de incrementar tu bienestar sexual. Contienen componentes como Extracto de Ginseng, Cafeína, Extracto de Astrágalo, entre otros, capaces de inducir una mayor sensibilidad a la estimulación física, incrementar la lubricación natural, mejorar tu estado de ánimo; todos factores que, una vez activados podrán contribuir en tu bienestar general y colaborar así en la activación de la sensación de deseo.

Suscribite a nuestro boletín de Novedades