Cuidados para prevenir la Sequedad Vaginal

Cuidados para prevenir la Sequedad Vaginal

Existen muchos Cuidados para Prevenir la Sequedad Vaginal. Te compartimos los principales tips:

1) Higiene

La zona vaginal tiene un pH que puede definirse como el entorno que posibilita la vida en ese tejido. El pH de la vagina va cambiando con los años: el pH de una mujer fértil es muy ácido, va entre 3,8 a 4,5; poco a poco, a partir de la menopausia, el pH va tendiendo a alcalinizarse, alcanzando valores de entre 6 y 7.

En el momento de elegir los productos de higiene es importante que sean  productos que respeten el pH; evitar jabones antisépticos que “barren nuestras defensas naturales”. Utilizar idealmente jabones y/o espumas delicados de pH ácido.

2) Vestimenta

  • Usar ropa interior de algodón que permita respirar, “ventilar” la zona vulvar.
  • Evitar el uso de protectores diarios, ya que obstruyen la respiración del tejido.
  • Evitar dormir con ropa interior
  • Evitar la ropa muy rígida: la presión de fajas, pantalones.

 3) Alimentación

  • Evitar el Estreñimiento, promover para ello una alimen- tación saludable
  • Beber 2 litros de agua por día. Una mucosa que no tiene agua no puede segregarla.

¡Atención! Aunque no sientas sed es aconsejable beber aproximadamente 8 vasos de agua diarios; equivalentes a 2 litros.

4) Realizar Actividad Física

5) Hidratación Vaginal

Es clave; como nos hidratamos la piel por fuera, también tenemos que hacerlo por dentro; por ello es muy importante el uso de lubricantes. Lo ideal es utilizar productos más densos, de texturas mucosas (como Viasek® Gel ); necesitamos que nuestro tejido que es frágil esté protegido de la fricción.

6) Vida Sexual Activa

Una vida sexual activa, incluída la masturbación, puede ayudar a los tejidos vaginales a conservarse suaves y con mayor elasticidad. El estímulo mecánico incrementa el flujo sanguíneo vaginal y éste estimula la lubricación natural y mejora la elasticidad del tejido.

Vida sexual activa ayuda la sequedad vaginal

Por último, no dejes de consultar a tu Médico/a Ginecólogo/a.