Candidiasis vaginal

Candidosis vaginal

Es una infección de la vagina. Con mayor frecuencia se debe al hongo Candida albicans.

Causas

La mayoría de las mujeres tienen una candidiasis vaginal en algún momento. Candida albicans es un tipo común de hongo, que a menudo se encuentra en pequeñas cantidades en la vagina, la boca, el tubo digestivo y en la piel. La mayoría de las veces, no ocasiona infección ni síntomas.

La cándida y muchos otros microorganismos que normalmente viven en la vagina se mantienen mutuamente en equilibrio. Sin embargo, algunas veces, la cantidad de Candida albicans aumenta llevando a que se presente una candidiasis.

Esto puede suceder si usted:

  • Está tomando antibióticos usados para tratar otros tipos de infecciones. Los antibióticos cambian el equilibrio normal entre los microorganismos de la vagina.
  • Está embarazada.
  • Es obesa.
  • Tiene diabetes.
  • La candidiasis no se disemina a través del contacto sexual. Sin embargo, algunos hombres presentarán síntomas como prurito y erupción en el pene después de tener contacto sexual con una compañera infectada.

Tener muchas infecciones vaginales por cándida puede ser un signo de otros problemas de salud. Otras infecciones y flujos vaginales se pueden confundir con candidiasis vaginal.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Flujo vaginal anormal. El flujo puede fluctuar de una secreción blanca ligeramente acuosa a un flujo blanco espeso y abundante (como requesón).
  • Ardor y prurito en los labios y en la vagina.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Micción dolorosa.
  • Enrojecimiento e inflamación de la piel justo por fuera de la vagina (vulva).
  • Pruebas y exámenes

Se hará un examen pélvico, el cual puede revelar:

  • Hinchazón y enrojecimiento de la piel de la vulva, en la vagina y el cuello uterino.
  • Manchas blancas y secas en la pared vaginal.
  • Fisuras en la piel de la vulva.
  • Se examina una pequeña cantidad de flujo vaginal usando un microscopio (llamado montaje en fresco o examen de hidróxido de potasio [KOH]).

Algunas veces, se toma un cultivo cuando la infección no mejora con tratamiento o reaparece muchas veces.

El médico puede ordenar otros exámenes para descartar otras causas de los síntomas.

 

Tratamiento

Las medicinas para tratar las candidiasis vaginales están disponibles como cremas, ungüentos, tabletas vaginales o supositorios, y tabletas orales. La mayoría puede comprarse sin necesidad de acudir con su proveedor.

Tratarse usted mismo en casa probablemente está bien si:

Sus síntomas son leves y usted no tiene dolor pélvico o fiebre.
Esta no es su primera candidiasis y no ha tenido muchas de estas infecciones en el pasado.
Usted no está embarazada.
Usted no está preocupada acerca de otras enfermedades de transmisión sexual por un reciente contacto sexual.
Las medicinas que usted misma puede comprar para tratar una candidiasis vaginal son:

  • Miconazol
  • Clotrimazol
  • Tioconazol
  • Butoconazol

Al usar estas medicinas:

  • Lea los empaques cuidadosamente y úselas de acuerdo con las instrucciones.
  • Tendrá que tomar la medicina durante 1 a 7 días, según cuál compre (si no tiene infecciones repetitivas, una medicina de un día podría funcionar en su caso).
  • No deje de usar estas medicinas antes de lo debido porque sus síntomas hayan mejorado.
  • El médico también puede recetar una píldora que se toma sólo una vez.
  • Si sus síntomas son más graves o usted tiene candidiasis vaginal con frecuencia, posiblemente necesite:

Medicina hasta por 14 días.
Un supositorio vaginal con clotrimazol o una píldora de fluconazol todas las semanas para prevenir nuevas infecciones.
Para ayudar a prevenir y tratar el flujo vaginal:

  • Mantenga su zona genital limpia y seca. Evite el jabón y enjuague sólo con agua. Sentarse en un baño tibio pero no caliente puede aliviarle los síntomas.
  • Evite las duchas vaginales. Si bien muchas mujeres se sienten más limpias si toman duchas vaginales después de la menstruación o relación sexual, esto puede realmente empeorar el flujo vaginal. Estas duchas eliminan bacterias sanas que recubren la vagina y que la protegen contra las infecciones.
  • Tome yogur con cultivos vivos o tabletas de Lactobacillus acidophilus cuando esté tomando antibióticos. Esto puede ayudarle a prevenir una candidiasis vaginal.
  • Use condones para evitar contraer o diseminar otras infecciones.
  • Evite el uso de aerosoles, fragancias o polvos de higiene femenina en la zona genital.
  • Evite el uso de pantalones largos o cortos extremadamente apretados, los cuales pueden causar irritación.
  • Use ropa interior de algodón o pantimedias con entrepierna de algodón. Evite la ropa interior hecha de seda o nailon debido a que estos materiales pueden incrementar la sudoración en la zona genital, lo cual lleva a la proliferación de más hongos.
  • Si tiene diabetes, mantenga un buen control del nivel de azúcar en la sangre.
  • Evite usar vestidos de baño húmedos o ropa para hacer ejercicio por mucho tiempo. Lave la ropa húmeda o sudada después de cada puesta.